Nuestro proceso

Entendiendo el proceso de arbitraje de valores


El arbitraje es un método mediante el cual una disputa entre dos o más partes es resuelta por personas imparciales con conocimiento de los problemas de valores en controversia. Estos individuos son llamados árbitros. El arbitraje con corredores de valores y casas de corretaje se ha utilizado como alternativa a los tribunales por ser una manera más rápida y económica de resolver problemas complicados. Existen ciertas leyes que rigen el procedimiento de arbitraje, las cuales deben ser conocidas por aquellos quienes desean este proceso para resolver su disputa. Lo más importante quizás es entender que un laudo arbitral es final y vinculante, sujeto a revisión por un tribunal sólo de forma muy limitada.

Las partes también deben entender que al elegir el arbitraje como método se resolución de un conflicto, usualmente renuncian a su derecho de someter el asunto a los tribunales. Típicamente, cuando un inversionista abre una cuenta con una casa de corretaje, el acuerdo con la institución contiene una cláusula de arbitraje obligatorio que requiere que el cliente resuelva cualquier controversia que surja contra la firma mediante el proceso de arbitraje. Para una comparación estadística y el estudio de las tasas de éxito de los inversionistas en el arbitraje de valores y acciones de clase, haga clic aquí.

¿Cuánto me va a costar?

Cuando se someta una controversia a arbitraje, habrá un cargo de presentación y un depósito basado en la cuantía de su reclamo. Los cargos de presentación adeudados a la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera (FINRA) al momento de radicar la reclamación pueden ir desde $475 por una reclamación entre $10,000 y $25,000; hasta $1,800 por reclamaciones por daños en exceso de $1 millón de dólares. Después de presentar el escrito de demanda y de comenzar el proceso de descubrimiento de prueba con la firma de corretaje, podría ser necesario contratar a un experto en el ámbito de los valores o estrategias de inversión para declarar en la mediación y/o vista final. Estos expertos cobran una tarifa por hora y una cuantía por adelantado. Nuestros honorarios, sin embargo, se establecen caso a caso. Nuestra Firma acepta casos en los siguientes términos: honorarios a contingencia; honorarios a contingencia con un pago por adelantado que se acredita hacia cualquier cantidad recuperada; y por hora.

¿Dónde se produce el arbitraje?

FINRA administra la mayoría de los arbitrajes. La institución contrata árbitros independientes, por lo general abogados o empresarios, quienes escuchan su caso y toman una decisión. Ellos celebran una audiencia o vista, en la cual cada parte tiene la oportunidad de contar su historia. También se produce un contra-interrogatorio por parte de los abogados. La mayor parte de los casos se ven en la ciudad más grande y más cercana a su hogar. El juicio se realiza en una oficina y no en un tribunal y podría durar varios días.

¿Quiénes son los árbitros?

Los árbitros son personas imparciales que tienen conocimiento sobre disputas de la industria de valores. Las organizaciones que patrocinan los arbitrajes mantienen una lista de personas cuya cualificación profesional y experiencia los cualifica para el servicio como árbitros. Los árbitros no son empleados de la organización patrocinadora y son ellos, no la organización patrocinadora, quienes decidirán su disputa.

¿Tiene usted un caso?

Llame ahora al 1-888-997-9956 o póngase en contacto con nosotros para una consulta gratuita:

¿Cómo se inicia el arbitraje?

Para comenzar el arbitraje, el demandante potencial debe hacer lo siguiente:

banner-process

1. Escrito de demanda

Presentar o radicar ante el Director de Arbitraje un documento escrito a máquina o impreso, indicando la reclamación. Este documento debe establecer los detalles de la disputa, incluyendo las fechas y nombres relevantes, de forma clara, concisa y cronológica y concluir indicando qué remedio se solicita (ejemplo: daños monetarios por una cantidad específica, intereses, o realizar un acuerdo específico, entre otros). El reclamante debe adjuntar copias de los documentos y materiales que apoyen la reclamación como anejos del escrito de demanda. El reclamante debe proveer copias suficientes para cada parte, los árbitros y la agencia auto reguladora.

2. Procedimientos de escasa cuantía

Las organizaciones auto-reguladoras como FINRA tienen un arbitraje simplificado para las reclamaciones por un monto de $50,000 o menos. En disputas de clientes públicos, la reclamación se decidirá únicamente a base de la lectura de los escritos de las partes. El árbitro, sin embargo, puede solicitar una audiencia o vista, o exigir a una parte que presente documentación adicional. Las partes pueden solicitar presentar documentos adicionales a un árbitro que está decidiendo el caso sin una audiencia.

3. Notificación o entrega de las alegaciones

Después que el escrito de demanda es notificado a las partes por el Director de Arbitraje, es responsabilidad de las partes notificar cualquier escrito de alegación, moción o correspondencia adicional que se presente. En adición, es responsabilidad de cada parte enviar copias simultáneas a FINRA para sus archivos y para los árbitros. La entrega o notificación de la correspondencia y documentos presentados a FINRA y las demás partes deben hacerse el mismo día y usando el mismo método (ejemplo, facsímil, correo urgente, etc.).

4. Representación legal

Indicar si el reclamante estará representado por un abogado y, de ser así, el nombre del abogado, dirección y número de teléfono.

5. Localidad

Estado en el que el demandante desea que el caso se vea y los motivos de tal elección. La decisión respecto el lugar de la audiencia inicial la toma el Director de Arbitraje. Se considerarán factores tales como la conveniencia de las partes, la disponibilidad de los registros o testigos necesarios, así como la disponibilidad de árbitros calificados. En los casos de individuos, la vista generalmente se celebrará en un área urbana cercana a la residencia del cliente cuando la disputa surgió, a menos que las partes acuerden una localidad diferente una vez el caso se ha presentado.

6. Casos complejos

En los casos apropiados, las partes pueden solicitar servicios especiales tales como la mediación, determinaciones de hecho y conclusiones de derecho, audiencias aceleradas o el nombramiento de árbitros con cualificaciones especiales. Las partes que deseen servicios especiales o adicionales deben notificar a FINRA a la mayor brevedad posible. Se podrían cobrar cuantías adicionales por esos servicios. En casos complejos, las partes podrían desear la programación en bloque de las fechas de la vista. En la medida que sea posible, estos casos serán programados en bloques de cinco días.

7. Árbitros

A discreción del cliente, el panel propuesto se compondrá de una mayoría de personas ajenas a la industria de valores o completamente de un panel público. La preferencia del cliente se debe indicar por escrito al presentar la reclamación.

8. Acuerdo de Presentación

Completar y devolver tres copias firmadas del Acuerdo de Presentación provisto por la organización auspiciadora. El reclamante debe proveer copias suficientes para todas las partes, los árbitros y FINRA. Al firmar el Acuerdo de Presentación, el reclamante acuerda someter la disputa a arbitraje y a respetar la decisión o laudo de los árbitros. El reclamante también acuerda a someterse a la determinación de los árbitros referente a cualquier contra-reclamación (reclamación contra el reclamante) permitida bajo estos procedimientos, que pueda ser traída por una parte contraria. Una vez el Acuerdo de Presentación se ha firmado, los procedimientos y los plazos establecidos en el Código de Procedimiento Arbitral entran en vigor y son vinculantes. Luego de nombrar un panel de árbitros, las partes no pueden retirar el Acuerdo de Presentación y la reclamación sin el consentimiento de las partes o los árbitros.

9. Costos de presentación y depósitos

Incluya un cheque o giro postal a nombre de FINRA para el costo de presentación apropiado. Cuando se programan o celebran varias sesiones de vista, los árbitros están autorizados a requerir pagos adicionales a una o más de las partes. Se puede incurrir en cargos adicionales al celebrarse vistas preliminares o por el aplazamiento de la vista final. Los árbitros determinarán en el laudo final si estos cargos serán devueltos o cobrados a alguna otra de las partes.

10. Divulgación del laudo arbitral

En algunas organizaciones patrocinadoras, los clientes deben declarar por escrito si autorizan o no la inclusión de sus nombres en la versión pública de la adjudicación.

11. Presentación incompleta de una reclamación

La presentación podría ser devuelta si no se hace conforme a las normas establecidas. El escrito de reclamación con sus anejos, el Acuerdo de Presentación, el pago de presentación no reembolsable y el depósito para la vista, deberán enviarse al Director de Arbitraje de la organización patrocinadora. Todos los alegatos, correspondencia y anejos presentados después de notificada la reclamación deberán enviarse a todas las partes directamente, así como al Director de Arbitraje, con copias suficientes para los árbitros y el Departamento de Arbitraje.

12. Documentos a producirse en los casos de valores de individuos

Al presentarse una demanda de arbitraje, los reclamantes y las casas de corretaje están obligadas a intercambiar documentos mediante el proceso conocido como “descubrimiento”. En 1999, la Asociación Nacional de Corredores de Valores (“NASD”), ahora conocida como FINRA, recopiló una lista de los documentos que los reclamantes y las casas de corretaje deben intercambiar en las reclamaciones de individuos. Puede revisar NASD Notice to Members 99-90 para obtener una lista de estos documentos. Sin embargo, FINRA instituyó recientemente una nueva guía para el descubrimiento, que se puede encontrar entre los avisos de FINRA, particularmente Regulatory Notice 11-17. Dicho aviso 11-17 regula el proceso de descubrimiento en el arbitraje para reclamaciones presentadas después del 16 de mayo de 2011 y establece los documentos que tienen que producir las partes.

Mediación


¿Qué es la mediación y cómo difiere la mediación del arbitraje?

La mediación es un proceso informal y voluntario mediante el cual una persona imparcial, adiestrada en técnicas de facilitación y negociación, ayuda a las partes a alcanzar una resolución mutuamente aceptable. Lo que distingue a la mediación de otras formas de solución de controversias, principalmente del arbitraje y litigio, es que el mediador no impone una solución, sino que trabaja con las partes para crear su propia solución. Las controversias mediadas a menudo incluyen remedios que no están disponibles en un arbitraje o litigio.

La mediación es flexible y creativa. El proceso real varía de un caso a otro, dependiendo en gran medida de las necesidades de las partes y el estilo del mediador. En general, las partes se reúnen para discutir los problemas cara a cara. El mediador ayuda a mantener las discusiones enfocadas y productivas. No obstante, el mediador puede reunirse en privado con cada parte por separado y llevar mensajes, aclaraciones, preguntas, propuestas, ofertas y contra ofertas, de ida y vuelta entre las partes. El mediador utiliza estas reuniones privadas y otras técnicas para facilitar la negociación.

La mediación no es vinculante. El énfasis está en la configuración de una solución satisfactoria para todos. Sin embargo, si las partes no pueden negociar un acuerdo aceptable, aún pueden beneficiarse del proceso ya que pueden delimitar las controversias que se someterán a litigio o arbitraje.

El papel del mediador

El mediador asiste y guía a las partes hacia su propia solución, ayudándoles a definir las cuestiones importantes y a entender los intereses del otro. El mediador centra a cada lado en los factores cruciales para un acuerdo y en las consecuencias de no lograrlo. El mediador no decide el resultado del caso y no puede obligar a las partes a resolver.

El mediador puede calmar las actitudes hostiles y solucionar problemas de comunicación. El mediador es un espejo de la realidad, que puede ayudar a suavizar o eliminar las posiciones de negociación extremas. A través del mediador, las partes evalúan las debilidades de su propio caso y reconocen las posibles fortalezas de la otra parte. Las partes pueden ver más claramente los asuntos previamente deformados por la ira y la emoción.

Dentro de la privacidad del caucus o reunión con las partes por separado, los mediadores pueden ayudar a cada parte a analizar las fortalezas y debilidades de su caso completo. Más importante aún, el mediador puede explorar soluciones creativas e innovadoras que las partes, enfrascadas en negociaciones adversarias, nunca podrían contemplar.

Beneficios de la mediación

  • Control–La mediación pertenece a las partes. Las partes contendientes controlan el proceso, el calendario, los costos y el resultado de la disputa.
  • Menos acusatorio–El proceso de mediación es informal. Es menos agresivo que el arbitraje o litigio.
  • Preserva opciones–Las partes pueden entrar en la mediación sin poner en peligro su opción de arbitrar o litigar.
  • Solución rápida–La mayoría de las mediaciones concluyen con éxito en un solo día. Dado que la mediación puede ser programada poco después de que surja una disputa, las partes pueden llegar a un acuerdo más rápido que con el arbitraje o litigio. Muchas mediaciones concluyen antes de presentar una demanda formal de arbitraje.
  • Bajo costo–La mediación generalmente implica costos legales y preparatorios más bajos, hay una interrupción mínima de la vida personal o de negocios, la productividad perdida se mantiene al mínimo y los honorarios y costos de la mediación son modestos.
  • La preservación de las relaciones comerciales–Al llegar a una pronta solución con un mínimo de tensión financiera o de otro tipo para cualquiera de las partes, las posibilidades de preservar las relaciones comerciales se incrementan considerablemente.
  • Protege la privacidad–La mediación ofrece mayor confidencialidad que el arbitraje.
  • Soluciones creativas–Los mediadores ayudan a las partes a crear soluciones creativas.
  • Bajo riesgo–La posibilidad de un acuerdo es alta. El caso se ve rápidamente. El costo es modesto y hay beneficios, incluso si no se alcanza un acuerdo.

¿Cuán exitosa es la mediación?

Históricamente, las partes resuelven la mayoría de los conflictos comerciales sometidos a mediación. Los expertos en mediación atribuyen esto al control de las partes sobre el proceso, los costos y el resultado. Las partes se acercan al proceso con confianza, dando lugar a resoluciones exitosas. Aproximadamente el 80% de los casos sometidos a mediación se resuelven dentro de unas pocas semanas a unos pocos meses, contados a partir del acuerdo de las partes de mediar.

La mediación es valiosa, aun cuando las partes no llegan a un acuerdo total. A veces algunos elementos de una disputa se resuelven en mediación, dejando menos diferencias o diferencias menos extremas que resolver en el arbitraje o litigio. Llegar a acuerdos sobre cuestiones colaterales puede traducirse en un ahorro significativo de tiempo y dinero para todos los involucrados.

El proceso de mediación mejora las comunicaciones, delimita cuestiones pendientes, desactiva las emociones, y define las áreas de acuerdo. A través del proceso de mediación, las partes y sus representantes también aprenden dónde enfocar sus energías de ser necesario el arbitraje o litigio. Por lo tanto, los futuros esfuerzos de resolución de conflictos de las partes se vuelven más eficientes.

La sesión de mediación

Una mediación consiste típicamente en una sesión conjunta entre todos los participantes, así como en sesiones privadas separadas entre el mediador y cada parte. Antes del inicio de la mediación, la mayoría de los mediadores exigen a las partes firmar el Acuerdo de Presentación de Mediación y depositar los honorarios estimados.

La sesión conjunta puede comenzar con una declaración de apertura por el mediador. El mediador explica el marco de la sesión, fomenta la participación activa, y recuerda a todas las partes la meta compartida de la resolución del conflicto, así como la confidencialidad de las negociaciones. En la sesión conjunta, el mediador le da a cada parte la oportunidad de hacer una presentación y pide un compromiso por parte de todos los participantes de trabajar duro hacia la resolución.

Las presentaciones de las partes generalmente versan sobre los hechos, la responsabilidad y los daños, así como información de antecedentes, cuestiones clave y las necesidades. El tono es de comunicación respetuosa. Cada presentación es dirigida al mediador y a la otra parte.

Los participantes no proporcionan un testimonio bajo juramento y no están sujetos a interrogatorio. Al término de las presentaciones, el mediador puede hacer preguntas aclaratorias.

banner-practice

La segunda etapa de la mediación puede implicar reuniones o “caucus” realizados por el mediador en privado y por separado con cada parte. Los caucus son confidenciales, por lo que cada parte puede ser abierta y sincera sobre el caso. Sólo si un participante otorga permiso podrá el mediador revelar información compartida en estas sesiones privadas. Esto le da al mediador la posibilidad de ayudar a las partes a examinar las fortalezas y debilidades del caso, analizar los riesgos objetivamente y desarrollar opciones para la resolución. El mediador explora las necesidades de cada parte y los intereses subyacentes en la resolución del conflicto. A través de una serie de reuniones, el mediador puede comparar las expectativas de solución, facilitar el intercambio de ofertas de resolución y ayudar a las partes a llegar a un terreno común.

Es fundamental para el éxito de cualquier proceso de mediación que todos los individuos con autoridad para resolver la disputa asistan a la sesión de mediación. Si las partes o sus representantes con autoridad para resolver no asisten, se dificulta la eficacia de la mediación. Ni las partes ni el mediador podrán revelar nada de lo discutido durante la mediación en otro procedimiento, salvo con la autorización expresa de todas las partes o por exigencia de ley. En las sesiones de mediación no se crea un acta o récord.

¿Tiene alguna pregunta o necesita más información? CONTÁCTENOS


Peninsula Plaza
2424 N. Federal Highway, Suite 450
Boca Raton, Florida 33431
Tel.: (561) 997 – 9956


Chanin Building en Grand Central Terminal
380 Lexington Avenue, 17th Floor
New York, New York 10168
Tel.: (212) 269 – 9956
(sólo con cita previa)


4675 MacArthur Court, Suite 550
Newport Beach, California 92660

Tel.: (949) 721-9956
(sólo con cita previa)


Edificio American Airlines
Calle López Landrón 1509 -PH
San Juan, PR 00911
Tel.: (787) 268-6444
(sólo con cita previa)